Cómo escoger tu tipo de bicicleta ideal

Marta 15 octubre 2012 0

La selección de la bicicleta ideal siempre es un aspecto importante para la práctica de ciclismo, pues se trata de un deporte que utiliza este medio como herramienta necesaria y fundamental para su práctica. Escoger por tanto una marca o tipo de bicicleta puede marcar qué tipo de ciclismo practicarás, incluso el propio rendimiento que podrás conseguir en tu entrenamiento.

Hay que valorar cada una de las disciplinas que existen en el ciclismo. Es evidente que las más importantes son el ciclismo de carretera y el de montaña o mountain bike, sin embargo, existen muchas más, por ejemplo: ciclismo urbano, trekking o BMX. Cada una de estas modalidades necesita un tipo de bicicleta muy diferente, con unas características específicas.

Por tanto, lo primero que deberemos valorar es qué tipo de bici necesitaremos. El siguiente paso consiste en determinar con qué nivel vamos a practicar este deporte. Si estamos hablando de una práctica a nivel de competición, deberemos buscar una calidad importante que nos ofrezca el rendimiento adecuado, para poder competir al máximo nivel posible. Sin embargo, si la práctica va a ser más bien esporádica, quizá nos resulte suficiente con los modelos de bicicletas baratas, algunos de marcas mínimamente conocidas, pero con un precio bastante asequible. Destacamos esto por la diferencia que puede existir entre diferentes modelos para un mismo tipo de bicicleta, pues, por ejemplo, bicicleta de carretera podremos encontrar desde unos 300 € la más barata hasta los 6000 € que pueden llegar a costar los modelos que se utilizan para las contrarrelojes y el triatlón.

No debemos guiarnos únicamente por la marca de la bici, debemos valorar los componentes y las características de cada una. Recordemos que una vez compremos nuestra bicicleta ideal, podremos hacer cambios para cada una de sus piezas: el cuadro, las ruedas, los frenos, etc. De ahí que la elección no sea tan delicada como en otros deportes. En el caso del ciclismo, por desgracia, muchas veces vendrá condicionada por el precio de la propia bicicleta.